lunes, 24 de octubre de 2016

El cartero de los Haikus - Denis Thériault

Título:          El cartero de los Haikus
Autor (a):           Denis Thériault
Editorial:    Ediciones Urano / Umbriel
Páginas:                    157

Sinopsis:

Hace cinco años que Bilodo es el cartero de una pequeña ciudad de Canadá y solo ha faltado una vez a su trabajo para asistir al entierro de sus padres, muertos en un accidente de funicular…
Y es que Bilodo es un hombre peculiar con algunas manías: cuenta los peldaños que sube a diario, que suman un millar y medio, y cree que, si subir escaleras fuese una modalidad olímpica, tendría la posibilidad de ocupar el podium. También es aficionado a la caligrafía y tiene una afición secreta: leer la correspondencia íntima que reparte como cartero.Todas las noches, Bilodo abre las cartas con vapor, las copia y las clasifica por su contenido. De manera que el destinatario recibe el original con un día de retraso. Así fue cómo conoció a Ségolène. Una joven y guapa maestra que envía mensajes cortos a un tal Grandpré, un hombre barbudo y desmelenado al que Bilodo siempre ve ataviado con un kimono rojo. Los mensajes cortos de Ségolène, siempre de tres líneas, fascinan a Bilodo, sobre todo cuando se entera de que son haikus.

Gracias a Ediciones Urano por el ejemplar

Mi Opinión
Bilodo, es un joven cartero perteneciente a un pequeño condado de Canadá que secretamente ha vivido enamorado de una joven maestra llamada Ségolène, sin embargo, lo insólito radica en que Bilodo, a hurtadillas intercepta todo tipo de cartas personales para poder leerlas a su libertad. Inmerso en una enorme nostalgia por las eras pasadas, Bilodo, demuestra cierto hastío hacia la modernidad y la tecnología dentro de ésta especialmente aborrece a la internet por desplazar a una de las tradiciones más bellas del siglo pasado, es decir, el intercambio epistolar. Mientras la historia se desarrolla nuestro protagonista nos muestra su vida cotidiana siendo asimismo un nexo para conocer a otros personajes como Roberto, su vecino el cual cumple con todos los requerimientos de un hombre light siendo por lo tanto un individuo: despreocupado, vulgar, materialista y sumamente insensible, después nos presenta a la camarera Tania, una joven simpática que se encuentra enamorada de Bilodo. Y, por último, pero no menos importante a Grandpré, un hombre barbudo que de manera recurrente intercambia Haikus con Ségolène. 


Pese a que las páginas del libro se pueden digerir en el ocaso de un bello atardecer el autor logra de una manera: majestuosa, compleja y coherente abordar una historia eminente. Ésta se desarrolla en tercera persona y por momentos de manera epistolar. En el argumento de la novela, Denise, demuestra una clara fascinación por la cultura japonesa, pero especialmente por los Haikus, éstos son pequeños poemas que se forman generalmente por tres versos de cinco, siete y cinco moras respectivamente.  ¿Cuántos de nosotros no hemos alguna vez soñado con redactar un sublime poema abordando los pesares y sosiegos del espíritu humano al mero estilo de Shakespeare, Goethe o Cervantes, pero nos vemos limitados por las rigurosas reglas de la métrica española?, pues bien, el Haiku nos permite de una manera sencilla yuxtaponer lo efímero con lo inmutable se suelen evitar las metáforas y las rimas asimismo por lo general se hace una referencian a la naturaleza. Lo importante del Haiku es el trasfondo y no la estética de esta manera el autor puede tener mayor libertad al momento de redactar un escrito. 


Por otro lado, el autor recupera los trabajos del psicólogo Carl Jung e implícitamente nos plantea su percepción sobre el inconsciente colectivo y los arquetipos ancestrales los cuales no pueden ser percibidos por la psique. Lo anterior lo podemos apreciar en Bilodo, en diversos momentos, puesto que de manera simbólica y fantasiosa manifiesta sus arquetipos de manera inconsciente en más de una ocasión. En conclusión, el libro es una amalgama espectacular pocas veces vista entre: misticismo, romance, tragedia y drama. El contenido es sumamente digerible la lectura es rápida y cada capítulo te produce mayores preguntas que respuestas. El final del libro me dejo estupefacto jamás hubiese pensado en un final de tal proporción. Sin duda una lectura que no debe dejarse de lado.

Calificación:

No hay comentarios:

Publicar un comentario